ASTUR C.F. 8-1 S.D. COLLOTO

El Astur superó la goleada de la temporada, que hasta ahora era el 7-1 del Lugones al Colloto, parar recuperar la cuarta plaza que ayer le había arrebatado el Roces. El partido no tuvo historia y al descanso estaba visto para sentencia. No se había cumplido el primer minuto de juego cuando un balón dividido, sin contacto, dio lugar a un mal giro de Raúl Toledo que, por los gritos de dolor, rápidamente se vio que se trataba de una lesión grave de rodilla. El jugador trató de reponerse y salir por su propio pie, acompañado por unos compañeros, pero finalmente tuvo que ser evacuado en camilla ayudado por jugadores del banquillo local.

La mala suerte se cebaba con un Colloto que llegaba con varios jugadores del filial -menos de los deseados por su técnico- y con once jugadores justos para afrontar el partido, por lo que jugó con diez desde el minuto 5 que se reanudó el encuentro. Abdou tuvo que alinear a su habitual portero titular, Hugo Escobar, como lateral, aunque tras la lesión pasó a jugar arriba.

El partido fue un monólogo del Astur, que abrió campo y circuló con fluidez, pero sin pegada en los metros finales. Ya avisaron en los primeros minutos con un par de disparos que no encontraron portería. Veintidós minutos aguantó con la puerta a cero el Colloto. Una falta que terminó colgando al área Aser la cabeceó Julián Peruyero en el segundo palo y Marcos Iglesias la remachó en boca de gol.

Compitió con oficio el Colloto, a pesar de las adversidades, y logró empatar tras un claro penalti de Román Llavona por derribo sobre Cris Alonso. El capitán engañó a Javi Barroso y devolvió las tablas al marcador.

Pero el Astur siguió dominando y marcó dos goles más en la recta final. Cali González, desde la frontal, y Marcos Iglesias con un golpeo con rosca con el interior al palo largo, cerraron el marcador al descanso. 3-1.

Continuó el dominio local del Astur en la segunda parte, que logró el cuarto gol gracias a un buen centro de Alberto Secades que cabeceó sólo, de forma inapelable, Julián Peruyero al fondo de la red. El quinto lo marcó Javi «Peque», que recibió sólo y batió a Álvaro con un disparo cruzado que pegó en el palo antes de alojarse en la meta visitante; un tanto protestado por los visitantes por posible fuera de juego.

Miguel Plaza, con un potente disparo desde la frontal, sorprendió a Álvaro Monreal, que tocó el balón pero no lo suficiente para evitar el 6-1. A partir de ahí bajó el ritmo del partido, el Astur se dedicó a tener el control del balón de forma horizontal y en campo propio, para no hacer sangre de un Colloto que compitió con dignidad hasta el tramo final, en el que acabó encajando el séptimo, obra de Álvaro Bode con un remate dentro del área, que golpeó en un defensa y se coló por el palo corto. Después de unos de treinta pases consecutivos, llegó el octavo. Javi «Peque» filtró un balón interior para Álvaro Bode, que regateó al portero y marcó el 8-1. Lógicamente no hubo tiempo añadido y llegó el pitido final, con deportividad total entre ambos equipos, en un partido demasiado desigual que permite al Astur seguir con opciones de ascenso directo -si pierde el Mosconia por la tarde en El Florán y para depender de sí mismo en la última jornada para acabar en la cuarta plaza. En los prolegómenos del partido, los jugadores y técnicos de los dos equipos realizaron pasillo a los cuatro equipos del Astur C.F. que ascendieron esta temporada: el Cadete del Hermanos Llana que ascendió a Primera Cadete -donde también jugará el Astur C.F.-, así como el cadete del Astur a Segunda y dos benjamines que ascienden a Segunda Benjamín.

Compartir
Total Page Visits: 162 - Today Page Visits: 6

También te podría gustar...